inescburg@yahoo.com.br

segunda-feira, 1 de outubro de 2007

NUEVOS DESARROLLOS SOBRE EL MARCO TEÓRICO DE LA AGROECOLOGÍA

Entrevista al Dr. Eduardo Sevilla Guzmán

Eduardo Sevilla Guzmán es Dr Ing. Agrónomo (Univ.Pol.Madrid) y PhD (Rural Sociology, Reading University, GB). Asesor de Via Campesina y del MST de Brasil. En España, desde 1992 es Director del Programa Interuniversitario (UCO e UIA) de Doctorado+Master en Agroecología. Desde 1999, miembro del CEPAR de Rosario, Argentina.

-Terminás de regresar del Primer Congreso Científico Latinoamericano de Agroecología celebrado en Medellín del 13 al 15 de agosto ¿Podrías hacer un breve balance del mismo?
-ESG: Asistieron 475 congresistas durante tres días muy apretados en los que se intercalaban “conferencias magistrales”, en plenarios con Seis Talleres Temáticos sobre “Manejo Ecológico de Plagas, Enfermedades y Malezas; Ecología, Conservación y Manejo de suelos, agua y biodiversidad; Bases ecológicas para la conversión a un manejo orgánico y sistemas diversificadosde producción; Economía Ecológica e Indicadores de Sustentabilidad; Ethnoecología y Sistemas tradicionales de conocimiento y Desarrollo Ruralsostenible, movimientos rurales sociales y Educación Ambiental.
A estos habría que añadir un nuevo Taller “ad hoc”, que propuso nada más llegar Mariana Marasa (del IPAF pampeano) sobre el “Rol del Estado y la Agroecología” y al que nos unimos para coordinar con ella Francisco Roberto Caporal y yo. Se cumplió el objetivo central del Congreso que era poner en marcha la Sociedad Científica Latinoamericana de Agroecología (SOCLA); y en general fue algo muy positivo porque se supo compaginar el rigor científico, la participación y el control democrático, junto a un compromiso político desde la ética medioambiental y social.

- ¿Por qué el calificativo de “científico” aparece tanto en el nombre del Congreso como en la nueva Asociación?
-ESG: Esto fue algo que salió varias veces en el congreso. La decisión fue tomada, previamente por el “comité gestor” de SOCLA, encabezado por Miguel Altieri, y yo creo que es acertada. Responde a la necesidad de diferenciarse de otras organizaciones latinoamericanas de agroecología, como MAELA (que articula tanto a organizaciones de experiencias productivas, investigadoras, ONG´s, como a redes y movimientos sociales). Lo cual no quiere decir que no se trabaje en estrecha relación; de hecho el “comité gestor” de SOCLA, ya firmó hace tiempo un convenio con MAELA, y al congreso fueron invitadas sus organizaciones clave (como Vía Campesina): para organizar actividades encaminadas a satisfacer sus demandas.
Por otro lado, es una especie de “ajuste de cuentas” con la Academia de las Ciencias Agropecuarias y Forestales: el grupito de académicos que comenzamos a trabajar en agroecología hace 20 años éramos unos locos ecologistas; hoy toda la estructura conceptual que elaboramos les es imprescindible para trabajar. Ello no quiere decir que no reivindiquemos la propia naturaleza pluriepistemoló gica de la agroecología; que junto a la forma de crear conocimiento de la ciencia, utiliza -¡en pié de igualdad!- otras formas de conocimiento.

- Tenemos entendido que fuiste encargado de dar una ponencia sobre los “Nuevos desarrollos del marco teórico de la agroecología” ¿Podrías resumirla?
-ESG: Pretendí hacer una actualización sustantiva del núcleo central de elementos que componen la AGROECOLOGÍA, que establecí inicialmente hace 12 años; tras otros tantos de interacción con experiencias, de producción y comercializació n alternativa, de campesinos y consumidores al sur de España, en Andalucía (Cf. “El marco teórico de la Agroecología” publicado en 1995 y reeditado en Sevilla Guzmán, 2006a: 221-248). Como entonces, mí intención es abstraer de las dinámicas productivas, de naturaleza agroecológica, aquellos conceptos que surgen de sus acciones de resistencia y de sus propuestas de cambio. Tal actualización, pretende incorporar nuestra experiencia latinoamericana. Definí entonces la Agroecología como el manejo ecológico de los recursos naturales, a través de formas de acción social colectiva, para el establecimiento de sistemas de control participativo y democrático en los ámbitos de la producción y circulación.
La estrategia teórica y metodológica así elaborada tenía, además; por un lado, una naturaleza sistémica y un enfoque holístico, ya que tales formas de manejo pretendían frenar selectivamente el desarrollo actual de las fuerzas productivas para contener las formas degradantes de producción y consumo que generaron la crisis ecológica. Y, por otro lado, tal necesario manejo ecológico de los recursos naturales, tendría igualmente, una fuerte dimensión local como portadora de un potencial endógeno, que, a través del conocimiento campesino (local o indígena allá donde pueda aún existir), permitía la potenciación de la biodiversidad ecológica y sociocultural y el diseño de sistemas de agricultura sostenible.
Así, la AGROECOLOGÍA, incorporando los elementos de actualización, puede definirse, esquemáticamente y en forma operativa, mediante tres dimensiones como (i: ecológica productiva) la consecución del manejo ecológico de los recursos naturales para, (ii: socioeconómica y cultural) mediante acciones locales de desarrollo endógeno, (iii: sociopolítica) generar procesos de transformació n y sustentabilidad social entre productores y consumidores, en su acción articulada con los movimientos sociales para incidir en las políticas públicas (Cf. Sevilla Guzmán, 2006b: 201-217).


- Estas definiciones son muy interesantes, pero ¿dónde están los nuevos desarrollos de la agroecología?
-ESG: En la larga década transcurrida desde nuestra primera caracterizació n, los acontecimientos más trascendentales son la aparición de una agroecología urbana (aquí en Argentina y en Cuba) y la irrupción de los pueblos indígenas. Por otra parte también tienen interés los procesos: por un lado, de aceptación teórica de la agroecología en Europa; y por otro, de introducción de la agroecología en Latinoamérica, tanto en las políticas públicas como en los movimientos sociales.

- ¿Podrías ampliar un poco esos conceptos?
-ESG: Respecto a la Agroecología Urbana, parece claro que ya están consolidadas varias experiencias agroecológicas que amplían su ámbito hacia el escenario urbano, donde se ha acelerado la “explosión del desorden” como consecuencia de la desbordante inmigración rural, producto de la intensificació n del manejo industrializado. Entre varias ciudades latinoamericanas con formas de agricultura urbana de gran interés aparecen, al menos, dos “faros agroecológicos” , generados por la creatividad de la sociedad civil, en los contextos urbanos de Cuba y Argentina.
Ambas experiencias se desarrollaron como consecuencia de las respuestas dispares de la sectores sociales marginados: por un lado, motivada por el “bloqueo histórico a Cuba” (al verse sin el apoyo del socialismo real); y por un lado, en reacción al embate privatizador del neoliberalismo y la globalización económica en Argentina, concretamente en Rosario. Ambas experiencias obtienen el apoyo público (de instituciones locales, en el primer caso; y del Estado, en el segundo) tras décadas de autoorganizació n productiva ciudadana, mediante “huertas orgánicas comunitarias” ; adquiriendo rasgos de un desarrollo endógeno urbano, mediante acciones sociales colectivas generadoras de tecnologías locales de naturaleza regenerativa; adquiriendo, en gran medida, la forma de “alternativas al desarrollo local convencional” . Las sistematizaciones realizadas por María Caridad Cruz et al. (2006ª y 2006b) en Cuba y por el CEPAR, en Argentina (Cf.Ottmann , 2005), así lo muestran.
Respecto a la irrupción de los pueblos indígenas en la agroecología es ésta, sin duda, la gran novedad tanto desde la Academia (por la excelente labor de AGRUCO, en la Universidad de Cochabamba), al presentar: junto a un estilo de manejo agroecológico andino; una estrategia global para los pueblos indígenas que pasa del rescate y la revalorizació n de su conocimiento a la construcción de un diálogo “intra” e intercultural con el conocimiento científico (Cf. las publicaciones del Programa COMPAS, como Delgado y Escobar, 2006). Pero además, junto al reconocimiento científico de la sabiduría indígena, conformadora de manejos orgánicos sustentables obtenidos de la coevolución, aparecen los contenidos históricos surgidos de las luchas indígenas y campesinas profundizando el avance democratizador, antiliberal y descolonizador en México, Ecuador, Perú, Guatemala y Bolivia, como ha quedado plasmado en los encuentros Andino-Mesoamerican os sobre Movimiento indígena, resistencia y proyecto alternativo de México, La Paz y El Alto: Cf. R. Gutierrez y F. Escarzaga, coordas., 2006.
Otra sorprendente novedad de este periodo es la paulatina “conversión” de científicos europeos a la Agroecología; así en 2002 Terry Marsden publica The Condition of Sustainability, haciendo una denuncia del sistema agroalimentario y señalando como único posible solución para la agricultura europea la Agroecología “que nos llega de Latinoamérica” . Igualmente el probablemente más prestigioso grupo europeo de investigación en temas de desarrollo rural, el integrado por Jan Douwe van der Ploeg y su equipo de Wageningen, descubren la agroecología y, a través de ella, un proceso de “recampesinizació n” en Europa al margen de las políticas de Desarrollo Rural, que apunta hacia un propuesta de desarrollo agroecológico surgida desde los agricultores innovadores europeos (Marsden, 2002 y Ploeg, 2002 y 2006).
Finalmente, respecto a políticas públicas, la lanza la lleva Brasil que tanto en su sistema de investigación (EMBRAPA, aún incipiente; aunque ya han publicado un primer manual: De Aquino e De Assis, 2005), como de extensión (Emater, primero a nivel estadual en RioGrande do Sul; y ahora a nivel federal en Ater) esta desarrollando una labor sumamente importante a largo plazo. Es también muy incipiente; aunque también muy prometedor el tema de los IPAFs en el INTA.

- ¿Y qué pasa con los movimientos sociales?
-ESG: Muchos de los desbordes creativos de las formas de acción social colectiva con manejo orgánico e infraestructuras socioeconómicas endógenas poseen, además, una propuesta política de enfrentamiento a la subordinación de los estados a las políticas neoliberales; impuestas ante la degradación de la democracia como sistema de representació n real ante el deterioro ideológico y operativo de partidos y sindicatos. Desde la Agroecología, nos interesan las respuestas provenientes de los grupos campesinos e indígenas que se articulan en torno a la disidencia al Neoliberalismo y la Globalización , como señalamos recientemente (Sevilla Guzmán y Martínez Alier, 2006). Desde hace más de una década décadas varias de las experiencias agroecológicas de esta naturaleza de Latinoamérica se agruparon en torno al Movimiento Latinoamericano de Agroecología (MAELA), hoy articulado como miembro de Vía Campesina, adoptando sólidos elementos de institucionalizació n.
Agricultores y campesinos, pertenecientes a las referidas experiencias en Argentina, Brasil, Bolivia, México, Chile y Colombia, se reunieron en Diciembre de 1998 en un lugar de este último país, Pereira, estableciendo una declaración de principios, como miembros del Movimiento Agroecológico de América Latina y el Caribe (MAELA), en la que expresaban su “oposición al modelo neoliberal.. . por degradar la naturaleza y la sociedad. Al mismo tiempo establecían como un derecho de sus organizaciones locales la “ gestión y el control de los recursos naturales... sin depender de insumos externos (agroquímicos y transgénicos) , para la reproducción biológica de sus culturas”, señalando su “apoyo a la promoción, el intercambio y difusión de experiencias locales de resistencia civil y la creación de alternativas de uso y conservación de variedades locales” (MAELA, 2000).
Vía Campesina reivindica en la actualidad la Agroecología como matriz tecnológica, adoptada ya por el Movimiento Sin Tierra del Brasil, por diversos de los movimientos indígenas de Bolivia o por los campesinos indígenas de Chiapas, entre otros de sus miembros; quienes han elaborado el concepto de Soberanía Alimentaria, como una muestra de internacionalismo campesino agroecológico.
A solicitud de la Página www.desruralypoliti cas.com.ar, el Dr. Eduardo Sevilla Guzmán gentilmente incorporó a continuación algunas referencias bibliográficas que pueden facilitar la profundizació n del tema por parte de los interesados. También se incorpora, como Archivo Anexo, su presentación en el Congreso SOCLA 2007: Desarrollos sobre el Marco Teórico de la Agroecología.

Bibliograf
ía citada
-Cruz, María Caridad et. al., 2006a. Ciudad Sustentable. Reflexiones sobre la agricultura y sus relaciones en el ambiente urbano. La Habana. Fundación Antonio Nuñez Jimenez de la Naturaleza y el Hombre.
-Cruz, María Caridad, e. al. (coordas.) 2006b. Permacultura criolla. La Habana. Fundación Antonio Nuñez Jimenez de la Naturaleza y el Hombre.
-De Aquino, Adriana María e Renato Linhares de Assis (Editores Técnicos), 2005 Agroecologia. Principios e técnicas para uma agricultura orgânica sustentável (Brasilia, DF: Embrapa Informaçao Tecnológica).
-Gutierrez, Raquel y Fabiola Escárzaga (Coordas.), 2006 Movimiento indígena en América Latina: resistencia y proyecto alternativo. México: Centro de Estudios Andinos y Mesoamericanos. Vol. II.
-Marsden, Terry. 2003. The Condition of Rural Sustainabillity Assen Royal Lassen: Royal van Gorcum.
-MAELA, 2000 Perspectivas del movimiento agroecológico latinoamericano en el nuevo milenio, Cochabamba: agruco.
-Ottmann, G. Agroecología y sociología histórica desde América Latina. Madrid/México: Mundi-Prensa/ PNUMA.
-Ploeg, Jan Douwe van der, Long, A. And Banks, J. 2002. Living Countrysides. Rural Development Process in Europe: The State of the Art, Doetinchem: Elsevier.
-Ploeg, Jan Douwe van der, 2006. El futuro robado. Tierra, agua y lucha campesina Lima/Wageningen: Instituto de Estudios Peruanos/Water Law and Indigenous Rights.
-Sevilla Guzmán, E. y Joan Martínez Alier, 2006 “New rural social movements and Agroecology” editado por P. Cloke, Terry Marsden and P.Mooney, Handbook of Rural Studies, London: SAGE Publications: 472-483
-Sevilla Guzmán E. 2006a Perspectivas agroecológicas desde el Pensamiento Social Agrario Universidad de Córdoba, España.
-Sevilla Guzmán, E. De la Sociología Rural a la Agroecología (Barcelona Icaria).

archivos adjuntos


CongresoSOCLA2007 Nuevos desarrollos sobre el Marco Teorico de la Agroecologia. ppt

Um comentário:

YSalazarOrtiz disse...

esta roto el link para acceder a la presentación.

Agradecería si lo actualizaran